Conocenos

¿Qué es Alcohólicos Anónimos?

Somos una comunidad mundial de alcohólicos recuperados que nos ayudamos unos a otros a mantener nuestra sobriedad y compartir libremente las experiencias de recuperación, con otros hombres y mujeres, que también tienen problemas con la bebida. 

Mar10 Demo Image

Carta a una Persona Nueva en AA.

Bienvenidos todos aquellos que desean recuperarse,
conoce nuestra Carta para ti .

Leer Carta

Mar10 Demo Image

Sospechas que eres Alcohólico?

Nosotros somos una alternativa confiable para tu recuperación, puedes vivir una vida plena libre del Alcohol.

Aprende cómo

Mar10 Demo Image

Espacio Mujer AA.

Toda la información y ayuda necesaria para ti que eres Mujer AA.

Espacio Mujer AA

Mar10 Demo Image

Sección Jóvenes AA.

Sección dedicada para ti que eres Joven AA.

Ir sección Joven AA

Mar10 Demo Image

Localiza el Grupo AA más cerca de tu comunidad.

En el Directorio Nacional de Grupos podrás encontrar un grupo cercano a tu domicilio o lugar donde requieras acudir a una sesión tradicional de Alcohólicos Anónimo.
 
Localiza un Grupo AA en Directorio Nacional

La humildad para mi (18-Ago-2014)

La humildad para mí (Anónimo)

Área Veracruz Dos

 

Antes de poder aceptar nuestras problemáticas, debemos entenderlas. Si no comprendemos que el alcoholismo es una enfermedad multifactorial (mente, cuerpo y espíritu), difícilmente podremos abocarnos a su tratamiento.

El asunto de la humildad en el ser humano es una cuestión compleja. La primera idea relacionada a ella que nos llega a la mente es la imagen de una persona pobre, quizá desvalida, harapienta, timorata y falta de voluntad por vivir en la sumisión.

La literatura de Alcohólicos Anónimos nos ofrece una amplia gama de asuntos y actitudes humanas donde nos proporciona una explicación práctica de su existencia. Tan sólo, la casi infinita variedad de dependencias son expuestas con una profunda sencillez, las cuales, deben tratarse teniéndoseles presentes (en la conciencia) de que todas son dañinas y que sólo la dependencia de un Poder Superior nos es benéfica y nos libera de la obsesión de beber.

La primera vez que escuché mencionar la palabra humildad en mi grupo, me sonó como algo ajeno, distante e incomprensible a mi poco o mucho entendimiento de aquel entonces.

Después, averigüé que en el libro El lenguaje del corazón existía un artículo sobre la humildad pero, a pesar de que lo leí por completo más de una vez, fue poco lo que pude entender.

No creo haber comprendido así la humildad en un solo momento y, supongo que para cada uno de nosotros, este término tiene significado especial y diferente.

Ha sido el asunto de servir fuera del grupo como la asistencia a muchos más, el acudir a congresos, mesas redondas, convenciones, reuniones de trabajo y demás, lo que ha hecho que la luz del entendimiento, poco a poco, penetre en mí y pueda vislumbrar la humildad. Y esto es sólo el comienzo: entender la humildad y no más. Aún faltaba aplicarla a mi vida diaria.

Conforme pasaron los años, la necesidad de saber y mejorar, hizo que volviera a leer el artículo de “La humildad para hoy”, y en esta ocasión algo se me quedó. Ahí Bill W. argumenta que el asunto de la humildad ideal, tiene que ver con hacer la voluntad de Dios en todo momento y en todo lugar, más como seres humanos, a lo máximo que podemos llegar es a aspirar a ser humildes.

Después de tanto golpe y tropiezo físico y emocional, estando sin beber dentro de Alcohólicos Anónimos, hoy puedo entender que la cuestión de la humildad está ligada al asunto de hacer la voluntad de Dios, pues sólo después de que me doy que Dios me permite vivir bien, sólo si dejo que Él haga las cosas como Él quiere, es cuando habrá paz dentro de mí.

Si le pido a Dios que haga su voluntad en mí, sólo existen dos opciones posibles: una es que la voluntad de Dios se acomode o amolde a la mía, en cuyo caso estaré bien y quizás feliz; y la otra, que su voluntad sea contraria a la mía o que no se acomode a ella, en cuyo caso tengo que darme cuenta que Dios quiere que aprenda un poco y que su infinito amor no permitirá que me pasa nada malo. Al final de dicho aprendizaje estaré bien, pues algo bueno me tendrá, dado que mi Dios me ama y no me dejará que nada malo me ocurra que no pueda tolerar.

Así, todo lo que tengo que hacer es vencer mi actitud negativa (miedo, orgullo, inconsciencia, renuencia, etcétera), de dejarme llevarme por Él adonde quiera y como quiera que él lo desee.

Así soy humilde al obedecer sus preceptos y aceptar sus designios; al sosegar mis impulsos y aceptar sus decisiones; al dejar que él guíe mi voluntad y mi vida, como lo hace el buen padre guiando al hijo.

Hoy, mi sentido común me dice que la humildad significa para mí, no ocupar un lugar debajo de Dios sino tener para Él una posición más arriba de mí. Debiendo demostrarlo terrenalmente con una actitud de respeto, referente a todas aquellas situaciones o circunstancias que escapan de mis manos (buenas o malas) y que son obras de Él. Dándome cuenta de qué grande es su poder y amor por mí, que el universo lo ha creado para que viva bien en él.

V I S I T A S

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy288
mod_vvisit_counterAyer641
mod_vvisit_counterEste Mes38368
mod_vvisit_counterMes Anterior63657
mod_vvisit_counterTotal4902037

Site Login